0

Las películas de J. J. Abrams se caracterizan por estar llenas de efectos especiales, en las que el guión es importante pero no tanto como el contenido visual que aportan. Hacer una saga de la saga de la saga que inició en 1977, ha sido un reto importante sobre todo por la crítica de los fans. 

No muchos imaginábamos que el creador de Lost tuviera tanta aceptación en la primera entrega de la nueva trilogía que ahora sí daría por terminada la herencia Skywalker. Rian Johnson hizo lo suyo en el Episodio VIII: The Last Jedi, sin embargo, el misticismo con el que abordó a los personajes, a muchos no nos creó esa conexión como la que pudimos tener con Han Solo o los gemelos Skywalker. Y el hablar del término de los Skywalker, el establecernos en nuestras mentes que ya no habrá más, es una idea que a muchos nos enchina la piel y nos hace tener nostalgia por todas las galaxias salvadas gracias a la orden Jedi. Claro que habrá más de Star Wars, según la compañía que compró los derechos, pero este universo no contempla ya ningún Han Solo, Anakin Skywalker, Obi-Wan Kenobi, Luke Skywalker o Yoda, básicamente porque ya están muertos (hablamos de las películas, no de las series que vienen). 

¿Cerró de manera épica el Episodio IX?

«The dead speak!», es la premisa en la que se basó éste último episodio (no es spoiler, ya todos hemos visto el trailer) y fue lo que imperó en The Rise of Skywalker, pues Abrams se enfocó en dar respuesta a muchas interrogantes que nos venían rondando en la cabeza desde el Episodio VII. Con muchos guiños a las otras dos trilogías, el director trató de cerrar todo el ciclo Skywalker dando un final muy al estilo de Star Wars. Abrams, tuvo por una parte, que darle la continuación a lo que realizó Johnson en The Last Jedi y, por otra, apegarse a la premisa de Lucas que es lograr el equilibrio en la fuerza, pese a que todas las ideas de este último sobre la nueva trilogía, fueron desechadas por Disney.

Es difícil tomar las decisiones que les plazcan a todos. En Karma Brutal tenemos la teoría que depende muchísimo de la edad para aseverar si fue una buena película o no. Para esta humilde servidora que tiene alma de vieja, Abrams lo logró, pese a que tuvo dos o tres escenas que estuvieron muy forzadas y no tenían sentido de ser. Para el público más joven, no logra el cometido porque ya no es Star Wars de George Lucas (según encuestas que hicimos en la sala del cine). 

Hay que reconocer de Lucas que logró lo que nadie: hacer libros y todo un universo de la saga a partir de las películas y no al revés. Hay que reconocer de Abrams que tuvo una ingeniosa manera de terminar una trilogía que nadie había pedido pero que todos necesitábamos. 

 

¿Cuál es tu Episodio favorito de Star Wars? 

 

Comparte!
Iris Suárez
Antihéroe mexica.

    You may also like

    Comments

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *