Richard Melville Hall, nacido en New York el 11 de septiembre de 1965, quien es más conocido como Moby, es definido por wikipedia como un compositor de música electrónica, en lo personal se convirtió en uno de mis accesos a la música electrónica, aunque ya cuando su carrera de DJ había mermado y comenzaba a hacer cosas de rock (por eso me gustó).

En el año 2016 publicó Porcelain: A Memoir”, una biografía que comprendía la década entre 1989 cuando comenzaba como DJ y 1999 justo antes de la salida al mercado de su álbum Play, que a la postre lo convertiría en el líder de las listas de popularidad de esos entonces.

Nos habla de su surgimiento desde el barrio de Harlem, que de por sí sabemos es sui generis, en su prosa nos narra un barrio aún más sacado de la realidad con experiencias un tanto difíciles de creer pero que a su vez son fáciles de imaginar.

Nos narra desde momentos difíciles al ser considerado prácticamente un homeless y la muerte de su madre hasta momentos cumbre como cuando logra un lugar por primera vez como DJ y decide comenzar a grabar, todo desde la perspectiva de un neoyorkino religioso y vegano.

Porcelain: A Memoir, es una obra que te deja picado en realidad pues la parte real de fama justo apenas comenzaba, y es hasta este extinto 2019, que sale a la luz Then It Fell Apart”, libro que le da continuidad a esas memorias en la década ahora comprendida entre 1999 y 2009, este escrito aún no he tenido oportunidad de leer, sin embargo, fue foco de atención al crear polémica por algunas experiencias que el músico decide compartirnos pero que los personajes que ahí se plasman, han salido a desmentir, como es el caso de la “relación” que el músico dice haber tenido con Natalie Portman (mmmm Padmé Amidala – babea –) por ahí de 1999 cuando ella tenía 20 años y claro está con una diferencia de edades de casi 14 años, no pasó mucho tiempo de publicada esta biografía cuando tuvo la necesidad de disculparse públicamente por el haber entendido la interacción de estos personajes como una “relación”.

Otra de las experiencias que fueron sonadas que nos comparte es cuando tuvo la oportunidad en 2001 de frotar su pene flácido en la cara del ahora presidente estadounidense Donald Trump en una fiesta fifi (ustedes dejarían pasar esa oportunidad?), como pueden ver, es un personaje que ya no sabemos si creer o no después de todo lo ocurrido, y si a eso le agregan los (no sé si llamarle desafortunados) sucesos que ha tenido para gritarle al mundo que le preocupan los derechos de los animales y su veganismo activo, como sus más recientes tatuajes que presume en Twitter, juzguen uds mismos amigos.

Moby ha prolongado su carrera con grabaciones que no han marcado más el mercado y que son difíciles de escuchar la verdad, pues se ha refugiado en el ambient más que en el rock como lo hizo durante gran parte de su éxito, después de Everything Was Beautiful, and Nothing Hurt” lanzado en 2018, es hasta este Enero que Moby decide darnos a conocer un primer corte de su nuevo álbum de nombre “All Visible Objects”, mismo que verá la luz hasta el mes de Marzo, este primer corte de nombre “Power Is Taken” nos hace recordar a ese Moby DJ de House que fue el comienzo de su carrera, no sabemos si regresa la guitarra con distor o no, pero en verdad lo dudamos, sin duda este nuevo álbum será uno de esos que pasa sin pena ni gloria y no nos quedará más que seguir observando a Moby desde la barrera cuestionándonos si ha perdido o no la razón.

Cuentenos si les gustó o no este primer sencillo y si creen que lo hemos perdido

Comparte!
GL
Inge, papá y esposo, y cuando se puede escucho música

    Podría interesarte