9

Un clima agradable, un público de todas las edades (niños, jóvenes y no tanto) que se percibía contento y ameno, una luna de gran resplandor y un escenario imponente, fueron los elementos que en conjunto crearon una atmosfera nostálgica, oscura y perfecta para recibir en tierras aztecas por quinta vez, a una de las bandas icono del Reino Unido, The Cure.

Desde la mitad de este 2019 se generó una gran expectativa acerca del regreso de la banda liderada por Robert Smith, y por fin en el mes de agosto que se confirmó el concierto anhelado para muchos fans mexicanos, 8 de octubre de 2019, una única fecha, lo cual nos hizo pensar que sería una presentación especial.

Las puertas del Foro Sol se abrieron a las 5PM para que el público comenzara a ingresar al recinto, sobre todo para aquellos que deseaban una buena vista en zonas de pie, lo cual siempre es un gran esfuerzo que vale la pena, afortunadamente hubo 3 bandas teloneras que se encargaron de hacer amenas esas 4 horas de espera, la primera, Violet Vendetta grupo liderado por Eden Gallup, (hijo del bajista de la banda estelar Simon Gallup) quien también ha participado en algunos shows de la banda cubriendo a su padre, la segunda banda telonera fueron los mexicanos Rey Pila, y como última antesala del acto principal fueron los escoceses de The Twilight Sad, que con mucho poder y un “Enjoy the cure this night” cerraban su participación, posterior a esto se realizaron diversos ajustes tanto en audio y escenografía, las luces se apagaron… Llegaba el momento.

Siendo las 9:10pm -muy puntuales y se agradece- Smith, Gallup, O’Donnel, Cooper y Gabrels salieron al escenario, mientras el público mexicano los recibía con eufóricos aplausos, tomaron posición en sus respectivos instrumentos para dar comienzo con “Plainsong” track que se ha vuelto habitual para dar inicio a sus conciertos, un buen audio, al fondo una pantalla gigante proyectando gráficos acordes a la canción y los reflectores tradicionales para acompañan el ritmo, no más, The Cure nunca se ha caracterizado por tener grandes elementos de producción para sus shows, vamos, es The Cure y con su calidad musical arriba del escenario nos basta. Los grandes éxitos que la mayoría de asistentes espera no tardaron en llegar, pues siguió “Pictures of you”  un tema para completar esa atmosfera de armonía y nostalgia que esperaba el foro sol, la banda inglesa recorrió diversos momentos de su carrera pasando por sus inicios con tracks como, “Play for today”, “A forest”, “primary” hasta los más recientes como “Burn” o “39” pero sin duda alguna las más coreadas y alentados por los asistentes fueron las del ya clásico álbum Desintegration, además de las dos rolas que abrieron el show, también “Fascination Street”y “Prayers for the rain” fueron los momentos que sonaron a tope, de hecho, el cierre de la primera parte del show fue con la misma “Desintegration.

Esta primera parte del show estuvo compuesta por 26 canciones, cuyo setlist les comparto a continuación:

Un breve receso de dos minutos y a regresar con el primer encore de la noche, seguían la racha de Desintegration, pues comenzaron a sonar las notas de “Lullaby” de ahí en adelante se convirtió en un encore lleno de éxitos, en donde pudimos apreciar una vez más la gran ejecución de cada instrumento, O’ Donnel perfecto en “Hot hot hot”, Simon Gallup preciso en “The Lovecats”, Reeves Gabrels –confirmando porque fue el compañero de confianza de David Bowie durante varios años- exquisito en “Friday I’m in love”, Cooper potente en “Closet o me” y por supuesto Robert Smith aún manteniendo esa voz excepcional en cada canción y que incluso se le notaba bastante feliz, tanto así que cerca de la parte final nos regaló algunos pasos de baile en “Close to me”(ver video).

Esto no sería el final de esa magnifica noche, muchos se preguntaban, ¿Y Boys don’t cry?, pues claro faltaba el hitazo! Pero antes de que llegará, nos volvieron a dar un excelente baño de nostalgia con “Three Imaginary Boys” canción de su álbum debut que lleva el mismo nombre y que a más de uno sorprendió ya que no es una track que toquen frecuentemente, pero recordemos, era una noche especial, y vaya que así lo fue ya que este segundo y último encore fue la explosión total con México, compuesto por seis temas clásicos y trascendentales en la historia de The Cure. canciones que nadie esperaba y que a mi parecer será catalogado como el mejor concierto de esta última gira.

Estas son las seis canciones de ensueño con los que The Cure culminó esa fascinante noche de The Cure en el foro sol con un total 36 temas equivalentes a poco más de tres horas de concierto.

Para finalizar, comparto un poco de la experiencia de este concierto.

Comparte!
Paco Solache
Militante del ciberespacio. Grito de guerra: "Pon mi estéreo". Casi no cumplo años y eso está perfecto,

    Podría interesarte