Siempre se ha dicho que las segundas partes nunca fueron buenas, sin embargo, si hiciéramos caso a este popular dicho, dejaríamos de lado grandes secuelas o proyectos que incluso superan las primeras partes, ya sea música, cine y otras artes. De igual forma, si tomáramos en cuenta aquel dicho estaríamos enfilándonos al fracaso total en esta nueva etapa llamada Karma Brutal ya que, para algunos de los colaboradores de este proyecto, esta es nuestra segunda parte como autores de un blog y que da igual si continuamos haciéndolo o dejamos de hacerlo otros doce largos años.

Pero… ¿Qué pasa si la banda mexicana que abrió las puertas de la escena rock y que dejó un gran legado, decide regresar después de tantos momentos lamentables?

Caifanes alineación inicial

No hay duda alguna que Caifanes fue el grupo parteaguas de la escena rock en el final de los 80’s para que diferentes bandas de aquel momento tuvieran una mayor proyección, pues la apertura de dicha escena era muy limitada en medios masivos. La esencia, estilo y actitud que caracterizaba a Caifanes podía notarse desde su banda antecesora conocida como “Las insólitas imágenes de Aurora” conformada por Saúl, Alejandro y Alfonso, que a pesar de nunca haber tenido un material de estudio parecía que tenían toda la intención de hacer buena música y trascender de gran forma.

Basta con escuchar el siguiente track grabado directamente de una de las presentaciones underground de aquellos inicios de Saúl y compañía en donde está de más mencionar que había talento.

Después de cuatro extraordinarios discos y todo el éxito obtenido, llegó la guerra de egos entre sus integrantes, excesos, enfermedades y todos los altibajos que en la mayoría de bandas de este tipo se presentan que hasta cierto punto podrían considerarse normales. Sin embargo, después de la disolución del grupo en 1995 y con un Saúl con daños y cambios graves en su voz, surgieron los “Jaguares” que a mi parecer fue un intento desesperado del líder de la banda por continuar en el negocio, ya que la esencia, creatividad y calidad musical que venía haciendo en Caifanes tristemente se habían ido.

Para 2011 se anunció con bombo y platillo el regreso de la banda con la alineación original Incluido Alejandro Marcovichen el festival Vive lo mismo Latino, se entiende que muchos de los grupos que dejaron huella han tenido su esperadísimo reencuentro para participar en algún concierto o gira de despedida para complacer a fans, generar ingresos o volver a interactuar con su público, esto desde luego es totalmente respetable y hasta cierto punto es bueno para la historia del rock y más tratándose de una agrupación mexicana. Pero siendo realistas, ¿Era necesario? Después de vivir el mal sabor de boca que dejó Jaguares en lo musical y que nos hizo ver a un Saúl Hernández disminuido, fuera de ritmo y más involucrado en temas sociales y políticos que en la misma música, con estos elementos creo que a más de un fan de Caifanes no les causó la gran emoción este regreso a los escenarios.

Tal vez si esa gira de reencuentro hubiera culminado con el final definitivo de la banda no estaría escribiendo este artículo, pero llegamos a 2019 y cuando menos lo esperábamos, aparece un nuevo sencillo llamado “Heridos” que a mi parecer no es más que una continuación de lo que venía haciendo Jaguares y que realmente, tal y como el nombre de la canción lo indica suena a unos muy “heridos” Caifanes

Y si esto no fuera suficiente, Caifanes se encuentran trabajando en un álbum nuevo que al parecer será lanzado antes de que termine el año.

Una vez mencionado esto, insisto en el mismo cuestionamiento, ¿Fue buena idea este regreso de unos nuevos Caifanes? ¿No hubiera sido mejor dar por terminada la era caifán y quedarnos con ese gran recuerdo y sonido que los caracterizaba? ¿No era mejor dejar el proyecto “Jaguares” para seguir activos en la escena? Entiendo que estas grandes bandas ya consolidadas son una excelente maquinaria para generar ganancias de todo tipo, tal como lo mencionábamos con “Soda Stereo” en su regreso para 2020 sin Cerati, y es totalmente válido. De igual forma este tipo de situaciones nos muestra la gran carencia de nuevas y buenas alternativas musicales que puedan cubrir los huecos de esos grupos (difícilmente lo harán) o por lo menos competirles decentemente, así que mientras esta falta de verdadera calidad musical siga presente nos seguiremos topando con regresos no muy agradables.

Comparte!
Paco Solache
Militante del ciberespacio. Grito de guerra: "Pon mi estéreo". Casi no cumplo años y eso está perfecto,

    Podría interesarte