0

De niños, el 14 de febrero representaba la fecha en la que nos aventurábamos a demostrar ese sentimiento que no sabíamos bien de dónde iba, cómo era, para qué servía, pero nos provocaba maripositas en la panza. Si esa tarjeta o la taza con chocolates rancios era correspondidos, todo el salón empezaba «¡uuuuuyy! Son novios y se besan sus bocas». Entonces, uno de niño con todos los sentimientos expuestos, empieza a cubrirse de capas porque tal parece que, entre las personitas de esa edad, es impensable que podamos sentir amor.

Conforme vamos creciendo, pareciera que estas capas se van quitando, pero es todo lo contrario: vamos cubriéndonos con éstas porque somos seres llenos de miedo provocado por nuestras mismas creencias y por preocuparnos por lo que piensan los demás (somos una especie horrible). También, acorde con los años que pasan, entendemos que el amor no es como nos lo enseñaron en las novelas y no se da únicamente entre dos personas, está el amor a la patria, al trabajo, a los ideales, a tus padres, hermanos, amigos, hijos.

Entonces:

 ¿Qué es el amor? ¿Es acaso un arte? ¿Es una planificación? ¿Podemos elegir a quién amar? ¿El amor se puede medir en cantidades? ¿Se puede medir en resultados?

En esta ocasión, Karma Brutal les trae un miniespecial del día del amor y la amistad porque es un tema inherente a nuestra existencia, siempre hablamos de él, pero no sabemos bien qué es y, tiene tanta tela de dónde cortar, que todas las artes se unen para rendirle tributo.

Primeramente, presentamos a Darío Sztajnszrajber (nosotros tampoco podemos pronunciar su apellido), un filósofo argentino que se ha dedicado a divulgar esta doctrina a través de varios libros, redes sociales y clases. Dentro de todo su ciclo de conferencias y cátedras, ofrece una definición muy interesante sobre el amor:

Para Sztajnszrajber, el amor debe separarse de uno mismo, es decir, debe ser entrega, desear el bien para el otro. Si uno pretende que exista algún beneficio en el ejercicio de amar, le estamos poniendo precio, o sea economizando el amor. A su vez, si se ama, uno se muestra en toda la debilidad confiando en que la otra persona no se aprovechará en ningún momento de esto. Lo malo es que, para la mayoría, cuando alguien se muestra en todo su esplendor ante nosotros, lo utilizamos para aprovecharnos precisamente por esa construcción que tuvimos alguna vez de niños cuando se burlaron los demás por demostrar amor a tan corta edad.

El amor trasciende la forma. Por eso no hay medias naranjas y no se necesitan. No hay nadie que sea de propiedad de otra persona. En el amor no debe haber jaulas si somos resultado de lo que alguna vez fueron polvo de estrellas y si encontramos entre este universo de posibilidades a alguien que nos hace vibrar, que no hay que fingir, el lugar donde estás cómodo siendo tú mismo, donde eres libre, ¿por qué no permitirse amar? El amor siempre trasciende la forma.

En Karma Brutal agradecemos a todas esas personas que nos hacen trascender. Gracias hijos, parejas, padres, hermanos, amigos. Gracias a la música que nos enseña a expresar lo que nosotros no podemos. Aquí está nuestro playlist para este día:

Y para ustedes, ¿qué es el amor?

Comparte!
Iris Suárez
Antihéroe mexica.

    You may also like

    Comments

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *