En la primera parte de nuestro mini especial sobre el amor, intentamos darle una referencia a ese sentimiento que nos nace cuando creemos que la forma de estorbar en este mundo de alguna persona se vuelve sumamente particular, y que, como Platón decía, vamos buscando esa otra mitad por toda la vida. Cuando creemos encontrarla, todo se vuelve paradisiaco, perfecto, elevado al nirvana. Y no importa si te toca el metro lento o se están peleando por un lugar en la combi; tampoco es de interés nada de lo que sucede a nuestro alrededor, si un perrito nos hizo pipí encima, si ya nos la mentó el vato de la bicicleta porque invadimos su carril caminando lento y contestando el mensaje de esa persona objeto de nuestra devoción, si nos medio atropella un puesto de flautas por andar tarareando la canción que nos dedicaron (true story). Nada de eso importa si alguien nos mira como si fuéramos el microhornito que tanto le pedíamos a los Reyes Magos. 

El amor trasciende la forma. Es una cosa innata de la cual se nos dota para ver menos horrible el mundo. Y por años, todas las artes se han valido de sus expresiones para representar este sentimiento. De igual manera, la forma en que vemos las obras resultantes ha ido cambiando y, en los tiempos del Streaming, Prime Video realizó una serie en la cual, como comentábamos en la primer parte de este mini especial, detalla de manera excelsa diversos tipos de amor que existen: MODERN LOVE.

 

La importancia de reconocer la presencia del amor en diversos niveles

Modern Love nace gracias a la columna del New York Times que lleva el mismo nombre, en la cual se relatan todas las alegrías y complejidades del amor. La serie de Prime Video consta de solamente 8 capítulos de media hora, cada uno de ellos narra los diferentes niveles de amor que, si la probabilidad y la tecnología (porque ese también es un factor importante en las historias de amor presentadas) están de nuestro lado, podemos llegar a experimentar mientras estamos estorbando en la tierra, ya sea, amor fraternal, amor imposible, amor a los hijos, amor en las crisis de la edad, amor propio, amor después del amor (como diría Fito Páez). Todos esos se personifican con un elenco de primera desde Anne Hathaway, Tina Fey, Andrew Scott, Dev Patel, Catherine Keener, Julia Garner hasta Andy García y Cristin Milioti. ¿Quién no recuerda a Milioti cantando La Vie En Rose en How I Met Your Mother? Otra serie que habla sobre el amor y esa búsqueda que a veces parece inalcanzable, que nos hace caer en la desesperanza y el pesimismo, de la cual hablaremos en otra ocasión porque el amor da para hablar muchísimo.

¿Vas a llorar con Modern Love? Sí. Cada una de las historias está basada en hechos reales, por lo cual es fácil sentirse identificado en alguna de ellas. 

¿Están entrelazadas las historias? No. Al final intentan hacer un cruce algo forzado pero como todo sucede en New York, hay posibilidades de creerles. 

¿Habrá segunda temporada? Sí. La acaban de confirmar y en Karma Brutal estamos llorando de alegría. 

 Y ustedes, ¿tienen alguna historia de amor digna de un capítulo de Modern Love? Déjenla en los comentarios. Publicaremos las mejores y le pondremos soundtrack. 

Comparte!
Iris Suárez
Antihéroe mexica.

    Podría interesarte